¿Que es un LED?

Un led (de la sigla inglesa LED: Light-Emitting Diode: ‘diodo emisor de luz’) es un diodo semiconductor que emite luz.
Presentado como un componente electrónico en 1962, los primeros ledes emitían luz roja de baja intensidad, pero los dispositivos actuales emiten luz de alto brillo en el espectro visible, infrarrojo (iR) y ultravioleta (uV).



¿Como funciona un LED?


Cuando un led se encuentra en polarización directa, los electrones pueden recombinarse con los huecos en el dispositivo, liberando energía en forma de fotones. Este efecto es llamado electroluminiscencia y el color de la luz (correspondiente a la energía del fotón) se determina a partir de la banda de energía del semiconductor.



¿Qué ventajas tiene?

Eficiencia: Los LEDs emiten más luz por watio que las lámparas incandescentes. Su eficiencia no se ve afectada por el tamaño o la forma, al contrario que las lámparas o tubos fluorescentes.


Color: Los LEDs pueden emitir luz de un determinado color sin usar filtros.


Tamaño: Los LEDs pueden ser muy pequeños (menores de 2 mm2) y son fácilmente integrados en circuitos impresos.


Velocidad de encendido y apagado: Los LEDs se encienden muy rápido. Un LED rojo estándar completa su tiempo de encendido en menos de un microsegundo. Los LEDs usados en dispositivos de comunicación tienen tiempos de encendido incluso menores.


Encendido y apagado contínuo: Los LEDs son ideales para aplicaciones donde se requiera en contínuo encendido y apagado, al contrario de las lámparas fluorescentes que se deterioran cuando son encendidas y apagadas frecuentemente, o las lámparas HID que requieren de un largo periodo de tiempo entre el apagado y el siguiente encendido.


Atenuación: Los LEDs son fácilmente atenuables y con ellos la luz que desprenden.


Luz fría: En contraste con la mayoría de fuentes de luz, los LEDs irradian muy poco calor en forma de infrarrojos.


Fin progresivo: La mayoría de los LEDs a medida que se va acabando su vida útil, emiten una luz más y más ténue hasta agotarse con el paso del tiempo, en vez de "fundirse" de golpe como las lámparas incandescentes.


Vida útil: Los LEDs tienen una larga vida útil. Estudios indican entre 35.000 y 50.000 horas de vida útil, aunque el tiempo hasta el fallo puede alargarse. Las láparas fluorescentes tienen una vida útil de 10.000 a 15.000 horas y las lámparas incandescentes tradicionales entre 1.000 y 2.000 horas.


Resistencia a golpes: Los LEDs al ser componentes de estado sólido, son difíciles de dañar con golpes, al contrario que las lámparas incandescentes y fluorescentes que son extremadamante frágiles.


Enfoque: El encapsulado sólido de los LEDs puede ser diseñado para focalizar su luz. Las lámparas incandescentes y fluorescentes requierem de focos o colectores para enfocar la luz de la manera deseada.